Seguidores Malévolos

Monday, April 4, 2011

31

Yvan Silén (San Juan, Puerto Rico)

Posee un doctorado del Graduate Center (CUNY) en “Filosofía & Letras”. Hasta el día de hoy ha publicado las siguientes novelas: La biografía, 1984 (antinovela); La casa de Ulimar, 1987; Las muñecas de la calle del Cristo, 1989; La muerte de mamá, 2004; y La novela de Jesús, 2009. También he publicado los siguientes libros de cuentos: Los narcisos negros, 1997; y Los gatos azules (Les chats bleus), 2004. Ha publicado también los siguientes libros de poesía: Los poetas puertorriqueños (The Puerto Ricans Poets), conjuntamente con el profesor Alfredo Matilla, Los poemas de Filí-Melé, 1976, 1984, 2009; El miedo del Pantócrata, 1981; Los paraguas amarillos (antología latinoamericana), 1984; La poesía como libertá, 1992; Casandra & Yocasta, 2001, “Cátulo o la infamia de Roma, 2010, y Dios es ateo, 2011.
Como ensayista ha publicado los siguientes textos: El llanto de las ninfómanas (The Wail of the Nymphomaniacs), 1981; Nietzsche o la dama de las ratas, 1984; La rebelión, 1990; Los ciudadanos de la morgue, 1997, y Francisco Matos Paoli o la angustia de Dios, 2009. Mientras más publica y mientras más quiebra el “sentido de la escritura” y de la gramática, más perseguido es. Actualmente, se le ha expulsado demokráticamente de la Universidad de Puerto Rico de Río Piedras.  

Soy Paranoico

Soy paranoico como
una taza de té verde derramada.
Soy paranoico como el miedo
que se pasea lila entre los árboles.
Y titubeo como Dios
entre los besos, titubeo, y te pregunto
como si me hallara ahogado en el espejo:
si te mato, Tuttifrutti,
¿qué dirías de mí trasteando
en tus poemas, en el sentido,
en la risa brutal de las muñecas?
¿Qué dirías de tu odio
que aplaude brutal entre los “bleacher”?
Que llueve secretamente
en los espejos donde afilo mi veneno.
No soy bueno ni malo.
No soy transparente ni oscuro,
pero si tuviera que escoger, escogería
a Heráclito, a Kierkegaard, a Yván,
porque tú eres
(me río--y nadie ríe como yo--)
el Nabucodonosor de las esquinas…

Si te mato, Tuttifrutti,
¿qué dirías de mí?

¿Que me falta la razón en una pipa?
¿Que me falta el pene en el Ajado
(¿no eres tú, el cretino, el suicida,
el que finge, el que yace de espaldas
a las sombras, o el que
vive desnudo, pobrecito,
en el séptimo círculo de la ira?)

Eres, Tuttifrutti, la náusea de Dios.
Eres el dinero amanecido, tu
celular inconcluso, tu letrina de insomnios
tu fango oscurecido.

---¿Qué es poesía?--dirás.
---¡Poesía soy yo!

Porque eres la antinada y la antirisa
que tropieza en los Narcisos
(que se lavan la cara en las navajas),
y canta afónico debajo de la lluvia.

¿Quién eres, Alquitrán,
si has perdido el olvido en los armarios?
Y si te mato, ¿qué dirías de mí?
¿Con qué bobo bailarías junto al memo,
sobre una taza de vino rojo derramado?

Soy paranoico, lo sabes,
como el miedo de Dios contra los labios…

Contacto: yvansilen@prtc.net

No comments:

Post a Comment